No te pierdas...
Te puede interesar...
Artículos relacionados

DESTINO DIGNIDAD
LOPEZ ENCINAS, JUAN CARLOS

Detalle del producto

PVP: 12.00 €
DESTINO DIGNIDAD
Autor: LOPEZ ENCINAS, JUAN CARLOS
Editorial: HUERGA Y FIERRO EDITORES
Año edición: 01-07-2020
Colección: POESIA
ISBN: 978-84-122266-8-3
Ref. fabricante: 8412226683
EAN: 9788412226683
Nº páginas: 80

Sinopsis

A Juan Carlos López Encinas le nacieron en Toledo, extremeño de Riolobos, a medio camino de Plasencia y Coria. Muy temprano vino a estudiar a la ciudad de Salamanca que le vio, con apenas 17 años, fundar su primer grupo de rock Baden Bah, del que fue guitarra y voz desde 1978 hasta 1990. Curtidos en carretera y actuaciones, volvieron a la carga en el 2009 con su “rock castellano turbio, poético, urbano y elegante” sumando más discos y realizando una grabación con la Joven Orquesta Sinfónica de Salamanca. Entretanto, Jimmy López acabó la carrera de Filosofía Pura, se especializó en la obra de Thomas Samuel Khun y su filosofía de la ciencia y se convirtió en el docente vocacional que sigue siendo en esa Salamanca que le vio cristalizar el proyecto poético de poner música a los versos de los autores salmantinos, como Aníbal Núñez llamado Stoa y forjar su formación más personal: El hombre tranquilo, donde sigue componiendo canciones de letras comprometidas, sociales, deudoras del soul que son auténticos poemas. Poemas que se reúnen por primera vez en un libro con el que reivindicar una poesía comprometida, cercana y contundente que se acompaña de un regalo inesperado: las ilustraciones inspiradas por sus versos deseosos de utopía de la fotógrafa y diseñadora gráfica Carmen Borrego Muñoz. DESTINO DIGNIDAD. Son las páginas de este libro, contundentes, sutiles, plenas de significado con la sencillez de un aforismo machadiano, el regalo de la canción que, por una vez, se despoja de la música para mostrar, testigo comprometido, la foto fija de un mundo desolado. Poeta y artista hacen un ejercicio de precisa afinación y se desprenden de música, de imagen, de sonido, de color. Ambos dejan el eco de lo esencial en estas páginas que son meditación sosegada frente a la realidad dolorida. Pero siempre dejando un resquicio a la esperanza porque al pesimismo de la razón, hay que oponer el optimismo del corazón para seguir cantando.